martes, 25 de diciembre de 2007

Feliz Navidad desde las antípodas!!!

http://link.brightcove.com/services/link/bcpid1287040537/bclid1333281896/bctid1353531587
Mientras nosotros estamos más o menos calentitos y más o menos secos, esta gente nos envía su felicitación desde las antípodas.
¡Feliz Navidad!

jueves, 20 de diciembre de 2007

Diferencia entre Navegar en invierno en latitud 43º N y en verano en latitud 48º S

Latitudes similares en hemisferios diferentes y sin embargo la configuración geográfica del planeta, como la proximidad de la Antártica o el hecho de que entre los paralelos 40º y 50º S apenas haya tierra, hace que sean generalmente casi más duras las condiciones térmicas del Sur en verano que las del Norte en invierno.
Hace unos días uno de los tripulantes del “Paprec-Virbac 2”, Jean-Pierre Dick, hacía una lista del equipamiento de abrigo que llevaba puesto mientras navegaba por el Gran Sur durante el “verano” austral, sin contar con la ropa de aguas.
3 pares de calcetines
1 par de calcetines de goretex
1 par de botas
1 par de pantalones de capa térmica
2 pantalones polares
1 mono polar hidrófugo
1 traje interior térmico
2 polares
1 chaleco hidrófugo
1 par de guantes de agua
1 forro de goretex interior

Me dio entonces por compararlo con lo que yo llevo cuando navego en invierno por nuestras latitudes y me da una remota idea de la sensación térmica que deben soportar por allí abajo.
Aunque intento llevar casi siempre un petate lo más reducido posible, no dejo de meter lo siguiente:
1 par de calcetines térmicos gordos
1 par de botas
1 camiseta de algodón
1 camiseta hidrófuga de cuello y manga larga
1 mono polar grueso
1 ó 2 jerseys polares
1 pantalón de aguas con forro
1 chaqueta de aguas semiseca ó
1 chaquetón de aguas con arnés incorporado
1 gorro polar
1 braga polar para el cuello y cara
1 par de guantes polares para seco
1 par de guantes de neopreno para mojado
1 chaleco de neopreno de 2,5mm. (por si hay que tirarse al agua)
1 traje de neopreno de manga corta ( por lo mismo )










































Y es que navegar con frío está muy bien, siempre que uno vaya bien calentito...

martes, 18 de diciembre de 2007

Aparejo de fortuna del "Veolia"

Pulsar sobre estos dos links para ver sendos vídeos:
http://link.brightcove.com/services/link/bcpid1287040537/bclid1333281896/bctid1348242319
http://link.brightcove.com/services/link/bcpid1287040537/bctid1352465468

El Gran Sur sigue cobrándose tributo

Hasta el momento en la BWR se han retirado oficialmente de la regata tres barcos, dos por rotura de mástil, el “PRB” y “Delta Dore”, y el “Estrella Damm” por problemas en los timones.
En las últimas horas ha desarbolado otro participante más, el “Veolia”, mientras navegaba tercero con 22 nudos de viento una racha de 30 nudos, combinada con el pinchazo en una ola, les ha roto el palo, después de haber hecho ya una “Pit stop” en las Islas Kerguelen para reparar el motor. El que navega en cuarta posición, el “Temenos II” también está teniendo problemas estructurales con su quilla, lo que les ha obligado a relajar la marcha y seguramente hagan una parada (pit stop) en Nueva Zelanda para intentar reparar. Detrás de ellos navegan el “Mutua Madrileña” y el “Educación sin Fronteras”, que durante la pasada noche fue el barco más rápido. Así las cosas, es muy probable que pronto se sitúen en tercera y cuarta posición respectivamente.
Aún quedan muchas millas hasta Cabo de Hornos y ya van tres palos rotos, un problema de timones y otro con preocupantes problemas estructurales en la quilla. Y eso que no están teniendo por ahora condiciones especialmente duras para lo que son estas latitudes y en comparación con otras ediciones de regatas de vuelta al mundo… Además, a favor de los barcos españoles que continúan en regata, junto con los problemas en los dos barcos que tienen inmediatamente delante, se está produciendo una intensa lucha por el liderato entre los dos barcos de cabeza, el “Paprec Vibrac II” y “Hugo Boss”, lo que posiblemente les obligue a forzar la máquina. Esto puede ocasionar que se marchen irremediablemente o bien que también puedan tener algún problema.
Lo que está claro es que esta es una regata de fondo y, como ya se apuntó: “ para llegar primero, primero hay que llegar” .

martes, 11 de diciembre de 2007

MÁS VELOCES. PERO… ¿MÁS SEGUROS?

No cabe duda que los diseños de los modernos veleros oceánicos, tanto los imoca 60 open como los VO 70, son increíblemente rápidos, pudiendo alcanzar puntas de 35 nudos. Pero los últimos acontecimientos, en la BWR y Volvo Round the Worl Race hacen que nos planteemos la siguiente pregunta: ¿Es seguro navegar a esas velocidades alrededor del mundo?
Si hace un par de días el “PRB” se dirigía hacia Ciudad del Cabo tras romper su palo, y unas horas después lo hacía el “Estrella Damm” al romper una de sus palas de timón, esta madrugada perdió su mástil el “Delta Dore”. Mecha del timón del Estrella Damm Aparejo de fortuna del Delta Dore
Nada de esto es extraño en este tipo de navegaciones oceánicas, lo que sí llama la atención es que en todos los casos el viento estaba entre 20 y 30 nudos, nada excepcional si tenemos en cuenta que es normal que se topen con condiciones de 50 y 60 nudos de viento.
Desde la aparición de los WOR 60, en la Withbread, más tarde Volvo, empezaron los problemas de deslaminación en los cascos. En los posteriores diseños, los VO 70, sus quillas basculantes ocasionaron todo tipo de problemas, llegando incluso a la pérdida del barco, como el caso del “Movistar”, o más recientemente, la perdida del “Hugo Boss” en la Velux 5 Oceans, entre otros desastres. Y todo debido a los terribles esfuerzos a los que se somete el material a esas velocidades y con esos mares. ¿Quizá se está perdiendo el respeto al océano? Porque navegando tan al límite, parece que hoy por hoy el factor suerte tiene demasiado peso.
Es cierto que la tecnología avanza que es un primor, pero mientras avanza, creo que los diseñadores y constructores utilizan a los navegantes como cobayas, y a veces no sale bien.
¿Dónde estará el límite? Afortunadamente, en el transcurso de esta BWR, todos los tripulantes siguen sanos y salvos.

sábado, 8 de diciembre de 2007

Primer Record y primera baja en la BWR

¡El Hugo Boss supera las 500 millas en 24 horas!
[Día histórico para la vela oceánica y, sobre todo, para la clase 60 pies IMOCA. Alex Thomson y Andrew Cape han vuelto a batir el récord de las 24 horas, logrando superar la mítica barrera de las 500 millas entre las 14:15 de ayer día 6 y las 14:15 de hoy. Esto supone una velocidad promedio de 20,83 nudos; impresionante. Alex Thomson ha batido su propio récord, logrado en solitario en 2003, y que era de 468.72 millas y una velocidad media de 19.53 nudos.
Pascal Conq, el socio de Jean-Marie Finot en el diseño del Hugo Boss, no se ha sorprendido del récord del barco de Alex Thomson y Andrew Cape: “Es impresionante, pero esto no me sorprende en absoluto. Estuve navegando con el barco con este tipo de condiciones en el canal de la Mancha y ya entonces vi de lo que era capaz. ¡En aquel momento no lo podía creer! Pero es necesario de Alex y Andrew sean prudentes, pues con estas velocidades perder el control puede tener consecuencias serias. Pero por supuesto que estoy encantado con la marca.” ]

Realmente impresionante la velocidad que ha desarrollado este barco, para hacer una MEDIA de casi 21 nudos recorriendo 500 millas en 24h., poco menos que ir de La Coruña a Cádiz, a vela, en un día…
Ya se comentaba que era un barco muy rápido en vientos portantes algo cerrados, quizá algo más duro que los demás, como ha demostrado en cuanto se han dado sus condiciones, efectuando una increíble remontada.

Ahora parece que han trasluchado para ganar más latitud Sur y coger antes el frente que viene, con el que se prevén vientos de 40 nudos con rachas hasta 60 y olas de siete metros o más.
Si verdaderamente es un barco especialmente rápido en condiciones de viento duro, van ha tener oportunidad de demostrarlo durante el tiempo que permanezcan en el Gran Sur, pero en este tipo de regatas y en esas latitudes creo que hay que no dejarse envenenar por la adrenalina y tener prudencia. Que Hugo Boss perdiese dos barcos en dos años iba a ser demasiado.

PRIMERA BAJA EN LA BWR.
Por otro lado, si ayer se batía un record, hoy se ha producido la primera baja de la flota, y no parece que haya sido por falta de prudencia.
Mientras mantenían una emocionante pugna por el liderato entre el “Paprec-Virbac 2” y el “PRB”, este último ha perdido hoy parte de su palo, por lo que se dirigen hacia Ciudad del Cabo diciendo adiós a la regata. ¡Mala suerte!

Afortunadamente tanto Vincent Riou como Sébastien Josse no han sufrido ningún daño.
En cuanto a los españoles, al parecer el “Estrella Damm” ha roto una de las palas del timón, lo que les ha hecho perder unas seis horas para repararlo. Además tienen problemas con el piloto automático y han perdido otra vela, y ya van tres. La falta de tiempo de puesta a punto les está pasando factura.
Con la borrasca que se les avecina, enseguida estarán navegando en las condiciones típicas del Gran Sur. Aún acaban de entrar en los "40 rugientes" y sólo la mitad de la flota han pasado la primera Puerta de Hielo (A), cuando empiezan a aparecer los problemas serios.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

PIONEROS ESPAÑOLES EN REGATAS OCEÁNICAS

Por allá en los 70´, cuando siendo yo un chaval me iniciaba en esto de la vela, había un grupo de navegantes españoles que empezaban a participar en regatas oceánicas internacionales, que junto con los grandes gurús de la navegación oceánica extranjeros, también eran mis referentes.
Por supuesto, aquí, aún no habían llegado al grado de profesionalidad que ya se veía por ahí fuera, y quizá por eso, por su proximidad, valoraba si acaso más sus gestas.
Entre ellos los pioneros en navegación en solitario, que siempre me han llamado más la atención, como Juan Guiu con su Puma 38 s. “Crisán”, o Enrique Vidal con su Puma 34 “Castañuela” (pintado a dos colores), participando ambos en la Ostar 76, regata transatlántica en solitario. Juan Guiu "Castañuela"
Enrique Vidal también participó más tarde en la Withbread Round the World Race 77-78 como navegante a bordo del “B&B Italia” y en la Parmelia Race del 79 con el Noray 43 “Ilusión” entre Inglaterra y Australia. Enrique Vidal en el "B&B Italia" "Ilusión"
Otro de los primeros participantes españoles en esa edición de la Withbread fue Enrique Gutierrez-Zulueta, a bordo del “Great Britain II” de Chay Blyth, aunque pagando por su plaza.
Victor Sagi
Les siguieron Victor Sagi participando también en la Ostar 80 con su Swan “Garuda” (en el que años más tarde tuve la oportunidad de navegar), Joaquín Coello que participó en la edición del 78 de la regata transatlántica en solitario Ruta del Ron , a bordo del barco diseñado por él, “Gudrun IV”, lo mismo que el primer barco español que participó en la Withbread del 77-78, el legendario “Licor 43” en el que también participó como patrón y director del proyecto (barco en el que también tuve el placer de salir a navegar tras su vuelta de la Withbread). Joaquin Coello
Proyecto que abrió la puerta a más futuros proyectos españoles en la regata de vuelta al mundo, y que fue todo un ejemplo por su tenacidad, ya que rompió el palo en dos ocasiones durante la regata y aún así finalizaron la prueba. Por todo ello merecen mención todos sus tripulantes: Junto a Joaquín Coello estuvieron, Tomás Gallart, Jordi Brufau, Antonio Guiu, Jacimo Criado, Francisco Fernández, Santiago García-Cascon, Sotero Gumerret, Rafael Mbau, José Mora, Fernando Muñoz, Joaquín Quero, Juan Ramos y Luís Vidal. "Licor 43" Roturas de palo del "Licor 43"
Aunque la mayoría de los que por aquel entonces “cortaban el bacalao” eran catalanes, en el Norte ya destacaba José Luís Ugarte, con sus participaciones en solitario en la Azab 79 (2º) y 87 (1º), Carlstar 88, cinco Ostar, la Boc Challenge 91-92, y por último en la cumbre de este tipo de regatas, la Vendée Globe del 93. Sin duda el mejor y más experimentado de nuestros representantes en las regatas oceánicas en solitario. José Luís Ugarte
Siguiendo con la lista de nuestros oceánicos, el también diseñador Javier Visires que participó en la Withbread 85-86 a bordo de su diseño “Fortuna Lights”, lo mismo que el “Fortuna ExtraLights” que participó en la Withbread 89-90 de la mano del gallego Javier Gándara y el catalán Jan Santana, que también participó en la Withbread 93-94 a bordo del “Galicia 93-Pescanova” patroneado por Javier Gándara.
Javier Visiers "Fortuna Extra Lights" "Galicia 93-Pescanova"
Mención especial, por ser (que yo sepa) el primero y único navegante español que participó en una regata transatlántica a bordo de un catamarán, del también gallego José María Lastra con el “Santa María” en la Ruta del Descubrimiento del 84, acompañado de nuevo por Javier Gándara. Catamarán "Santa María"
Muchos han tenido también un papel destacado en nuestra vela oceánica, como Joan Vila, Guillermo Altadill, Chuny Bermúdez de Castro, Santi Portillo, Talpi, Pep Ribes, Jaime Arbones, Juan Zarauza, los Hermanos García, Alex Pella, Albert Bargués, Unai Basurko, .… y tantos otros, tripulantes de estos y otros barcos, pero que a la mayoría ya podríamos incluir en la historia reciente, actual y futura de nuestra navegación oceánica.

Podríamos pensar que aquellos proyectos pioneros de los años 70 y 80 eran más duros por la falta de medios y el escaso desarrollo de la tecnología disponible entonces, pero precisamente el increíble avance de esta y la profesionalización que conlleva la esponsorización, hace que de un tiempo a esta parte, y cada vez más, se navegue más al límite, más deprisa y con menos “comodidades”, navegando alrededor del mundo con mucha más presión y competitividad, como si de un barlovento-sotavento se tratase. Francia y Gran Bretaña (por decir los más significativos) nos llevan mucha ventaja en esto, pero gracias a la labor de nuestros pioneros que abrieron brecha, ahí estamos, cada vez más y con mejores resultados.

¡Que se vayan preparando! ;-)

lunes, 3 de diciembre de 2007

A las puertas del Gran Sur

Tras 23 días de navegación, la flota de la BWR ya se empieza a preparar para los “40 rugientes”, zona del planeta sobre la que ya se ha escrito mucho pero que describiría en tres palabras: viento, frío y olas. Vientos fuertes del Oeste, frío que pela y olas impresionantes que les harán planear a 25 ó 30 nudos de velocidad. Después aún bajarán hasta los "50 aulladores" y ya sólo el nombre da miedo.Cada vez que siento envidia de ellos, y tentaciones de estar allí, me pongo un vídeo de esa zona y rápidamente se me va ;-) Como decía, las tripulaciones, mientras van ganando latitud Sur, ya están chequeando palo, jarcia y velas de viento, estibando bien todo en el interior, aprovechando la bonanza para descansar lo máximo posible, ahora que aún pueden, y en tres o cuatro días (para los primeros), cuando ya hayan bordeado el anticiclón de Santa Helena, poner rumbo Este, hacia la cuarta puerta (Ice Gate A) al SSW de Cabo Buena Esperanza.
Al ir dos tripulantes por barco, supongo que disminuye la angustia de toparse con “icebergs” y “growlers”, y a pesar de que las puertas de la organización están puestas para evitar la tentación de bajar a latitudes muy altas (menos la Ice Gate B, que está al Sur de las Kerguelen), el calentamiento de los casquetes polares puede hacer que se lleven algún susto y les obligue a no bajar la guardia. Ahora toca ponerse la ropa de abrigo, apretar los dientes y a negociar con el Gran Sur, esencia de la vuelta al mundo.Por allí abajo ya sólo dependerán de ellos mismos, así que...
¡¡¡ MUCHA SUERTE !!!