domingo, 11 de diciembre de 2011

LA LUNA SE OCULTA Y SE SONROJA

Ayer la luna ocultó su cara y se sonrojó como de vergüenza… Cómo debe de ver, desde su altura, nuestro “bestiaplaneta”. Pensará que somos estúpidos y tendrá razón, sino no se explica el que periódicamente se reúnan representantes de no sé cuántos países para no ponerse de acuerdo en tomar medidas suficientes y necesarias para cuidar o salvar esta “nave” en la que navegamos todos. Unos porque están subiendo, otros porque estamos bajando, el caso es que si ya lo acordado en Kioto era absolutamente vago e insuficiente, en Durban les ha llevado días llegar al triste y vergonzoso acuerdo de no hacer nada hasta dentro de diez años más, como si estuviésemos sobrados de tiempo. Algunos sin comprometerse en absoluto y dando un paso atrás como Estados Unidos, Japón, Canadá y otros, que no son ni países, haciendo como que defienden sus intereses con la técnica de la avestruz, los muy necios.
La codicia no nos deja ver tres en un burro aunque lo tengamos delante un día sí y otro también.
¿Qué nos pasa?
¿En qué coño estamos pensando?
¿A dónde nos lleva este sistema que va en contra de las personas?
Hace bien la luna en sonrojarse y llevarse las manos a la cara… a mí también me pasa.

2 comentarios:

unsui dijo...

Absolutamente impresentable.

Nautijorge dijo...

Un suma y sigue más...
¿Qué más se puede decir ante la evidencia?... que todos tendremos lo que se merecen unos cuantos.

Lo dicho: Quien pudiera perderse en el mar, lejos del mundo del hombre.