domingo, 11 de abril de 2010

SALUDO AL SOL

Tras el crudo invierno que hemos sufrido, los días de sol con buena temperatura se celebran especialmente, más aún si caen en fin de semana.
No hay como estar privado de algo para valorarlo más si cabe.
El sábado pasamos el día con la pandilla, comenzando con una caminata por la orilla sur de la Ría de Pontedeume–Ares hasta Punta Lousada. Después de un aperitivo de campo al borde del mar, mi primo Enrique, junto a su fiel grumete Yanko, nos recogió con su bote y cruzamos la Ría rumbo a la marinera Villa de Redes, en cuya rampa amarramos para tomar unas cervezas y el resto de viandas a la sombra de una sombrilla de A Pousada do Mariñeiro, mientras el grumete quedaba a cargo del bote, al menos al principio. Qué bien se está cuando se está bien…
Por la tarde embarcamos de nuevo, navegando tranquilamente hasta recalar en una cala donde cayó algún bañito. El mar estuvo tan tranquilo que nos permitió acercarnos a las rocas con toda tranquilidad. Muchos barcos en la ría, gente disfrutando del baño en calas y playas, qué sería de nosotros sin este regalo de mar…
Todos a bordo y con un curricán por popa lentamente fuimos arrumbando de vuelta hacia el puerto de Pontedeume, rematando una agradable y relajante jornada de mar, sol y amigos… ¿qué más se puede pedir?

12 comentarios:

Isabel Martínez Rossy dijo...

Buen reportaje de una relajada jornada marinera... un disfrute, si señor!!

Nautijorge dijo...

Muchas gracias, Isabel.
Ganas teníamos todos del sol de primavera, verdad?

Fernando dijo...

Que mais se podía pedir? si señor, que mais se pode pedir ... que o seguinte fin de semán poidamos repetilo, a sensación de caloriño do sol o sabado, o anoitecer algúns estabamos no mar e xa non lembrabamos como se poñía o sol co fondo laranxa e o domingo, poñer o barco a secar e airear esquencendose un pouco de todo, a estrela invitada era o bo tempo.
Saúde

Nautijorge dijo...

Saúde e bo tempo, Fernando ;-)

mera dijo...

Estupendo. El sol me ayudó a preparar el casco del Biniazar, espero en dos semanas tener listo el motor, ya está en el agua. Busco pinzote de botavara Puma-24.
Un abrazo.

Nautijorge dijo...

Bien por ese sol que nos pone en marcha el ánimo.
Si encuentro un pinzote de botavara de Puma 24 te lo haré saber, Jose Antonio.
Un abrazo.

madison dijo...

Paradisíaco.
Que genial y que perro mas bonito.

Nautijorge dijo...

Sí, Madison, un paraiso cotidiano en el que he elegido estar.
El perro Yanko es una joya tanto en el campo como en el mar.

Joan Sol dijo...

¡Que gozada, Jorge! Hace meses que suspiro por un día así. Entre que el tiempo está muy variable por aquí y que aún no tengo el barco a punto, este año aún no he salido y me muero de ganas. ¡Y que bonito es Redes! Me acuerdo de mi primer viaje a Galicia, hará unos diez o doce años.

Efectivamente, ¡qué bien se está cuando de está bien!

Saludos desde el Mediterráneo y que dure.

Nautijorge dijo...

Si Joan, todos llevábamos mucho tiempo suspirando por días así... ;-)
Redes es de los pocos pueblos marineros que se salvaron de la especulación salvaje en la construcción, además de ser uno de los sitios con mayor concentración de embarcaciones tradicionales por esta zona.
Espero que pronto puedas volver a disfrutar de buenos días de mar en tu barco.
Un gran saludo atlántico, Joan.

Anónimo dijo...

Precioso tu blog Jorge.

Una curiosidad: ¿Qué modelo es el bote de tu primo? Me parece precioso y muy práctico. ¿Admite vela?

Gracias por deleitarnos con tus relatos.

David

Nautijorge dijo...

Hola David. Muchas gracias.
El bote de mi primo es una menorquina, que en principio no tenía cabina y arbolaba una vela latina, pero como lo usa básicamente para salir a pescar, pues lo cabinó y le quitó el palo.
Ya le dije que estaría bién que la volviese a poner, pero... :)
Un saludo.