lunes, 19 de abril de 2010

EL VIENTO EN LA JARCIA

Un comentario algo técnico, para los navegantes a vela. Haciendo caso al refranero español, “cuando las barbas de tu vecino veas quemar, pon las tuyas a remojar”…
En días como estos, en los que el viento sopla fuerte, hay que tener especial cuidado con la jarcia. La maniobra más trivial puede traernos problemas importantes, sino que se lo pregunten al amigo Javi, que la pasada semana, en una maniobra que sin duda ha realizado un montón de veces, se llevó un buen susto que pudo tener mucho más graves consecuencias si hubiera desarbolado completamente.
Con viento fuerte, a la hora de trasluchar, conviene cazar la vela mayor bastante al medio para reducir su recorrido en su cambio de banda y largarla rápidamente en cuanto la botavara cambie de banda para amortiguar el tirón, a la vez que se reduce la tendencia a orzar del barco. Pero en su caso hubo un descuido que no solemos tener en cuenta, como vigilar el amantillo de la botavara, pues puede engancharse en una cruceta y con el golpe brusco de la mayor al trasluchar hace trabajar a la jarcia de una manera para la que no está pensada y que la botavara empuje contra el mástil, pudiendo producir averías como las que se aprecian en estas fotos. De este incidente podemos aprender todos. Creo que una buena medida es poner un mosquetón en el extremo del amantillo de botavara para desengancharlo con facilidad en cuanto hayamos izado la mayor, más aún si contamos con trapa semi rígida.
Pero este no ha sido el único caso de esta semana, pues he estado trabajando en otro mástil averiado en similares condiciones, sólo que en este caso la abolladura del mástil se produjo a la altura de la fogonadura, además de tratarse de un barco de regatas, en los que es más habitual realizar maniobras más al límite y rápidas. A pesar de que en este segundo caso desconozco las circunstancias en las que se produjo la avería, nos sirve para recordar que con viento fuerte la jarcia sufre y por tanto debemos extremar las precauciones en cada maniobra, pues de desarbolar completamente no sólo corre peligro la cubierta y el casco, sino la propia tripulación. Así que atención a la jarcia cuando hace viento, pues aunque pague el seguro nos puede costar un disgusto.

Dibujo explicativo a la cuestión de Ángel

13 comentarios:

Kico dijo...

Que utiles son siempre tus consejos, el refran yo lo conocia como "cuandos las barbas de tu vecino veas cortar..." pero viene a ser lo mismo.
Gracias por mantenernos en la mar a los que no podemos navegar aún queriendo (a pesar de que dijiste "quien no navega es por que no quiere")
Kico

Joan Sol dijo...

He comprobado que navegando hay muchas cosas que son difíciles de preveer y que sólo se aprenden a base de errores. Seguro que será muy difícil que a la tripulación de este barco se les vuelva a enganchar el amantillo en una cruceta, porque se acordarán del percance cada vez que vayan a trasluchar.

Una pregunta: ¿un palo con esa avería se puede reparar o hay que cambiarlo?

Saludos.

Nautijorge dijo...

Bueno Kico, era un decir...
Y el refrán, la verdad es que no lo recordaba bien, así que puede ser como tu dices, pero el "conceto" es el mismo... ;-)
Gracias por tu comentario.

Nautijorge dijo...

Ciertamente Joan, será dificil que les vuelva a ocurrir lo mismo, pero como bien dices, hay tantas cosas difíciles de preveer. De todas formas es más barato aprender de los "errores" ajenos...je,je.
En cuanto a si se puede reparar y aunque el primer caso tiene peor reparación, si se puede, cortando y remachando un trozo de perfil igual. En caso de hacerlo así el palo pierde flexibilidad, lo cual en estos dos casos no sería un gran problema dado el lugar de la abolladura, en el pinzote de la botavara y en la fogonadura, pero posiblemente saliese más caro quedando peor. Además el seguro paga un perfil nuevo, así que sólo es cuestión de cambiar el acastillaje, la jarcia firme y la de labor del viejo perfil al nuevo... que también da su trabajo pero menos.
Un saludo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

¿Por qué da tanta lástima ver las "heridas" de los barcos?, es algo que no puedo evitar, quizás porque siempre he sentido que, de alguna manera, tienen vida
Un saludo

Nautijorge dijo...

Isabel, como dijo el maestro Moitessier: "El que no entienda que un velero es un ser vivo, jamás entenderá nada de la mar ni de los barcos".
Yo también lo siento así.
Un saludo.

angel dijo...

Yo he probado (con razonable éxito) la técnica que propugna uffa fox para trasluchar veleros ligeros por que depende de tener una velocidad de virada alta:
Abrir completamente la mayor y comenzar la virada, de modo que comience la virada prácticamente cuando el barco va en través, comenzando la ceñida. Cuando la vela termina de pasar de lado, vamos ya de bolina.
Ya digo: funciona si tu barco vira rápido y si puede abrir mucho la vela sin tropezar con los obenques.
Ojo, como no tengas la botavara mínimamente sujeta al palo, sale disparada con la fuerza centrífuga. Comprobado ;-)
Pero con viento de popa alegre es la forma de trasluchar que yo considero más segura con un bote pequeño.

¿alguien hace algo así con un barco grande?.

Nautijorge dijo...

Hola Ángel.
Evidentemente no maniobra igual un barco pequeño que uno grande. El pequeño es más sensible a todo y reacciona más rápido. Tampoco las consecuencias de una mala maniobra son las mismas.
No entiendo muy bien tu explicación de la maniobra de trasluchada, pero en cualquier caso, en la trasluchada, pasamos de navegar en popa amurados a una banda, por lo que la mayor va largada, a navegar en popa amurados a la otra. El tema es que con viento, conviene cazar previamente la mayor casi al medio para reducir la sacudida que da al cambiar de banda y así reducir la tendencia a orzar posterior. Así se evita también que la botavara te salga disparada, pero eso es debido básicamente allevarla mal amurada. (Por ejemplo, en el caso del Snipe, un cabo por el ollado de amura de la mayor pasado por debajo de la botavara, trabajando verticalmente, y otro cabo por el mismo ollado pasado por delante del palo. Este último trabaja horizontalmente y es el que evita que la botavara pueda salir disparda).
De todas formas es cierto lo que dices que conviene aprovechar la máxima velocidad del barco, por ejemplo un planeo, para trasluchar la mayor, ya que en ese momento la vela tiene menos presión y facilita su cmbio de banda.
Un saludo.

angel dijo...

voy a hacer un intento de explicación, por que la verdad es que no me entendí la explicación ni yo:
Supongamos que vas de aleta, amurado a estribor.
Filas la vela al máximo.
Inicias una virada a babor. La vela sigue portando, y seguirá portando algo y sin pasar de banda hasta que llegue al través.
Nosotros seguimos virando y cuando pasa la vela, ya estamos de bolina amurados a babor.
La vela termina de pasar, pero no llega a los obenques y queda flameando.
Ahora volvemos a virar esta vez a estribor, cazamos algo la vela y ya estamos de aleta amurados a babor.
Suena complicado, pero es más rápido que virar por avante. Y según uffa, o la referencia a uffa que leí a margaret dye, más seguro. No sé. Nunca lo hice con viento horroroso.

Nautijorge dijo...

En vela ligera se suele contraescorar el barco tanto antes de virar por avante como de trasluchar para facilitar el cambio de banda de las velas y eso, en este último caso, hace que atrevesemos un poco más el barco al viento, pero tanto como ponernos de través (la mayor cambia antes de eso) y mucho menos de ceñida... es demasiado. Sólo si se trata de la boya de sotavento de una regata, en la que pasamos directamente de navegar en popa a navegar en rumbo de ceñida.
Desde luego, con viento fuerte es impensable, al trasluchar, atravesarse tantísimo al viento, porque es casi seguro que así nos iremos "a tomar viento"... (núnca mejor dicho) ;-)
No conozco a Uffa ni a Margaret Dye, tampoco sus teorias, pero creo que no tienen razón, desde luego no en crucero.

Nautijorge dijo...

Hola de nuevo, Ángel.
He subido a la entrada un dibujo explicativo en el que se ve la trayectoria que seguiríamos en el caso de trasluchar como dicen esos Uffa y Margaret. (aunque en el ejemplo empezamos amurados a babor)
No parece lógico hacer tantas eses, no?
De todas formas, dos puntualizaciones más:
Virar, entiendo, implica cambiar las velas de banda.
Ante la duda, en caso de mucho viento, siempre es mejor y más seguro virar por avante que virar en redondo.
Saludos.

laserista torpe dijo...

Una trasluchada del quantum
http://www.youtube.com/watch?v=uLfekPLvUvE

En medio de una planeada, la mayor no golpea, cuando el barco escora demasiado alguien suelta la trapa y la botavara sube vaciando la mayor. En cuanto la vuelven a cazar el barco sale disparado, tanto que la neumática que los sigue no puede alcanzarlos.

Nautijorge dijo...

Efectivamente Laserista, en este vídeo del Quantum se ve perfectamente que la mayor no golpea porque la cazan y en cuanto cambia de banda la largan (se nota que el trimer de la mayor es un profesional, además de que estos barcos tienen la maniobra muy fina).Los TP52 son barcos muy rápidos y aprovechan el planeo para trasluchar, durante la trasluchada el barco pierde un poco de velocidad y aumenta el viento aparente, por eso en cuanto empieza a portar de nuevo el asimétrico y la mayor por la otra banda, el barco hace un conato de irse de orzada. Como se puede observar también, al tener estos barcos la botavara tan larga, en seguida toca el agua, por eso para vaciar la mayor se larga la trapa y en cuanto el barco se estabiliza y recupera velocidad, se vuelve a cazar la trapa.
Buen ejemplo, Laserista. Gracias por tu comentario.