domingo, 3 de agosto de 2008

DIAS EN FORMENTERA

Tres días tres, que tenía previsto dedicar a ordenar y limpiar el barco… pero gracias a la “pandilla arábiga” bajo el mando del Capitán Ferreiro, y a los encantos de la isla, no pudo ser.
En realidad el primer día tenía previsto perderme un poco por la isla, macuto en ristre, y así lo hice.
El día amaneció tranquilo. Arrié el dingui y coloqué el motor. Preparé un sándwich, botellita de agua, bloc y lápiz, cámara, toalla y gafas de buceo en el macuto y para el puerto.
Comencé a andar y me dirigí hacia los acantilados entre Punta Gavina y Punta Pedrera, bordeando el Estany des Peix, por caminos de tierra franqueados por muretes de piedra entre olivos, higueras y demás vegetación mediterránea bajo un sol aplastante. El zumbido de las chicharras no daba descanso y montones de lagartijas se escabullían a mi paso. Sólo una leve brisa me libraba del desmayo ;-) Finalmente fueron desapareciendo los matorrales de jara y en lo que semejaba un paisaje lunar aparecí encaramado a los acantilados, sobre un mar cristalino que variaba de tonalidades entre el verde y el azul. Una imagen realmente refrescante. Busqué un sitio por donde poder bajar hasta el agua y di con una cala que remataba en una gran cueva. Perfecto!, un lugar tranquilo con sol y sombra fresca también. En cuanto tomé posesión de la cueva, cayó la primera zambullida en el agua transparente. No sé si llegó a oír el silbido de mi piel ardiendo al sumergirse en el agua fresca, pero la sensación fue esa. Pasé ahí solo gran parte del día, dibujando, contemplando la fauna de las pozas, entre baños, un tentempié y una buena siesta al frescor de la cueva. Supongo que desde fuera debería parecer un ermitaño, y en realidad así me sentía. ;-)
Cuando me cansé emprendí el camino de vuelta, aún con un calor importante. Al llegar de nuevo a La Sabina hice una compra en el supermercado y me dirigí hacia el muelle donde había dejado amarrado el dingui. Al pasar junto a la goleta “Arabian Nights”, a bordo estaban el Capitán Ferreiro y su tripu, me ofrecieron una cerveza fresquita (Estrella de Galicia, Of course ;-) que acepté de buen grado y ahí me quedé hasta que cayeron dos o tres más ;-).
Antes de anochecer fui hasta el barco para dejar la compra y darme una duchita, pero volví al puerto para cenar con mi amigo Ferreiro. Al día siguiente me invitó a salir a navegar a bordo de la “Arabian Nights”, preciosa goleta turca de madera de 25 m.

Aprovechando una jornada de chárter salimos a pasar el día en la goleta. Navegamos un poco a vela (muy bonito) y fuimos a fondear a un par de calas. Me dormí una siesta en la red bajo el bauprés de las que cae la babilla ;-) y a última hora de la tarde volvimos al puerto de La Sabina.
Esa noche se montó una pequeña fiesta en el puerto a cargo de una fanfarria de músicos franceses, amigos de Jimmy, el velero. Unas sangrías, unas cañas y vuelta al barco.

La mañana del tercer día estuvimos trabajando a bordo del “FastFe” con intención de salir a navegar por la tarde.
Cuantas millas habré hecho con este gran barco, desde la Bretaña francesa hasta las costas de Italia pasando por Cerdeña, y ahora da un poco de pena verlo. Los años y la caña que se le ha dado le han pasado factura. Aún así, tras coserle algunas cosas a la mayor, quitarle el estay de trinqueta y algunas cosillas más, salimos a navegar y, como una ballena herida, dio sus coletazos empujado por sus viejas velas, mostrando su clase. El que tuvo, retuvo ;-)
Ultimas cervezas en tierra esa noche y pronto para el barco. Por la mañana tendría que madrugar para zarpar rumbo al Norte de la isla de Mallorca, a Alcudia, en busca de los siguientes tripulantes. Italiani.

4 comentarios:

Ártabro dijo...

¡Como te lo pasas!, chaval.

¡Que envidia me das!, ya me gustaría navegar en un velero.

No desespero, algún día ... quizá.

pepitajimenez dijo...

ami tambien me das mucha envidia; el "Fastfe" Formentera.....

Nautijorge dijo...

Pues sí. Es un trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo...;-)))
Deverdad que es una fortuna que compensa con muchas creces el aspecto menos lúdico-festivo de esto.

Buena escuela la tuya, Pepitajimenez...;-))
Y, todo se andará, Ártabro ;-)

juan dijo...

ES FACINANTE LO QUE HACES, DE VERDAD ME GUSTARIA ESTAR EN TU LUGAR.
YA HACE UN PAR DE MESES QUE SIGO EL BLOG, ES MUY ENTRETENIDO.
NO RECUERDO COMO LO DESCUBRI, PERO SI ME ACUERDO LA NOTA QUE ME IMPACTO, ES LA QUE LLAMASTE "QUIEN TEME AL FEROZ SPI".
REALMENTE FUERA DE SERIE LAS FOTOS.
OJALA ALGUN DIA PODAMOS NAVEGAR EN ALGUNA SITUACION COMO ESTAS. O SI ANDAS POR EL RIO DE LA PLATA
TE INVITO EN MI HUMILDE 23"
SALUDOS DESDE BS. AS.