martes, 3 de febrero de 2009

Maestro Moitessier

Mi máximo referente, del que ya he hablado en otras ocasiones, el maestro Bernard Moitessier es, desde mi punto de vista, quien mejor ha entendido la navegación a vela y, en definitiva, la vida.
No repetiré aquí sus más que conocidos méritos y gestas náuticas, pero pongo estos videos del documental extraído del programa francés sobre la mar "Thalassa", donde podemos ver al maestro en el Joshua original y aún navegando a bordo de su actual Tamata en las aguas polinesias que él eligió como hogar después de que en 1969 renunció a la victoria en la Golden Globe.
En los momentos que más saturado me encuentro por la titulitis náutica existente recurro al maestro Moitessier, paradigma de la frase: quién pudiera perderse en el mar, lejos del mundo del hombre...

6 comentarios:

Aniña dijo...

te felicito por l foto del encanezado

me he retrado en venir por aqui pero ya me he puesto al dia

besitos

Nautijorge dijo...

Hola Aniña.
La verdad es que ya estaba extrañando tus visitas por aquí. Espero que estés bien.
Bicos.

mera dijo...

Es un maestro en todo. Su determinación y su saber dan envidia. Mas antiguo pero parecido Joshua Slocum c. 1898, pero que te voy a contar a ti..., es un ejercicio de memoria y vanidad.
Un abrazo.

Nautijorge dijo...

Pues sí Mera, además de pionero, no cabe duda de que Slocum fue a su vez maestro de maestros, no en vano Moitessier bautizó su barco más conocido con su nombre de pila.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Jorge
Será cierto que el mítico barco de Bernard Moitessier ha sido puesto en venta? He encontrado esto en una pagina de venta entre particulares http://www.bateauxentreparticuliers.com/fr/detail_complet.htm?_ref=3745
Aprovecho para mandarte un abrazo fuerte
Jose Manuel

Nautijorge dijo...

Hola Jose Manuel, me alegro ve "verte" de nuevo por aquí.
Sobre tu pregunta te diría que creo que no.
El Joshua original fue construido en 1.962 con planos de Jean Knocker.
En 1.982 quedó varado por culpa de un huracán en las costas de Méjico. Lo recuperaron y, tras un periplo por Estados Unidos, fue adquirido por el Museo Marítimo de La Rochelle, donde continúa, aún con su original color rojo.
La explicación es que posteriormente se han construido varias réplicas, bajo los mismos planos. El modelo se ha denominado "Ketche Joshua".
De todas formas, está muy bien que por ese precio uno pueda ser armador de un barco mítico, que aun sin ser el original, permitirá sentir las mismas sensaciones que debió sentir Bernard Moitessier en su Joshua.
Un fuerte abrazo para tí también, Jose Manuel.