miércoles, 30 de diciembre de 2009

LA ESTELA DEL 2009

En la última entrada del año echo una mirada atrás en este 2009, que pese a la manida crisis, náuticamente hablando no ha estado nada mal.
Unas 4.500 millas de momentos inolvidables, en los que ha habido de todo. Momentos tranquilos, otros menos tranquilos…, temporales, calmas, un montón de anocheceres y amaneceres en el mar. Alguna rotura, buenos amigos con los que he compartido buenos momentos, desde las cálidas aguas del Mediterráneo, hasta las no tan cálidas del Atlántico, pasando por ventiscas en el Estrecho…
Bastantes barcos se han dejado llevar, sólo o en buena compañía. A todos ellos, barcos y tripulantes les agradezco los momentos de mar pasados en este año que ha quedado ya en nuestra estela. Y que sean muchos más.

8 comentarios:

Isabel Martínez Rossy dijo...

Buenos recuerdos de un año, Joan... Espero que el 2010 te traiga nuevos barcos, nuevos vientos, nuevas singladuras y buena gente con las que compartirlas.
Un saludo

Nautijorge dijo...

Muchas gracias, Isabel. Lo mismo te deseo con las cosas que más ilusión te hagan y que en el 2010 se cumplan buena parte de tus sueños.
Un saludo navideño.

Fatima dijo...

Yo pido 2010 millas...o más!!!
Buena entrada de año, entre borrascas y chaparrones, que por aquí no paran, para ti y para todos los visitantes de tu blog.

mera dijo...

Espero que el año te traiga tan buenos vientos como has tenido. Y a los que te seguimos la belleza de tus fotos y la bondad de tus textos. Un abrazo.

Bufalagamba dijo...

Navegar en 2009 fue pasear un sueño. Que se repita también en 2010. Saludos. Manel

Nautijorge dijo...

Espero que los reyes majos se enrollen bien y nos traigan buenos vientos y buena mar para que podamos todos hacer un montón de buenas millas más...
¡Que así sea!

Anónimo dijo...

Hola, Felicidades por el Blog, trato de seguirlo todas las semanas.
Perdona mi curiosidad, pero como logras navegar tanto, barco propio, profesional de la nautica, etc ?
Un saludos, y de nuevo felicidades,
Juan

Nautijorge dijo...

Hola Juan, gracias.
Pues más bien lo segundo, aunque ya me gustaría tener barco propio..., primero porque no puedo, pero si pudiera, creo que sería muy "rarito" a la hora de elegir mi barco ;-) aunque por ahora una dorna ya me iría bien, je,je.
Un saludo.