jueves, 7 de enero de 2010

IMÁGENES CURIOSAS VIII

Cuantas veces habré repetido la frase… “tranquilos, esto no vuelca”, y no hace falta que naveguemos por el Indico o Pacífico Sur, es suficiente con no coger bien una ola rompiente como la de estas fotos… así que cuidadín ;-)
Aunque a efectos de tranquilizar al personal siga teniendo utilidad la frase, porque es verdad que no es muy frecuente.

7 comentarios:

Joan Sol dijo...

Hola, Jorge, y buen año.

¡Impresionantes las fotos de Matías Capizzano! Su web no tiene desperdicio. Pero a mi las que más me impresionan siguen siendo las fotos de las regatas de Optimist.

En cuanto a las fotos del vuelco, supongo que el peligro es caer al mar sin línea de vida. Aunque si te caes y la llevas, imagino que cuando el barco se adriza te debes quedar colgado como un chorizo por fuera de la borda, y como no te ayuden a subir a bordo... En fin, que no debe ser una situación muy agradable. ¿Te ha ocurrido algo parecido en alguna de tus travesías?

Saludos desde un lluvioso y frío Mediterráneo.

Nautijorge dijo...

Hola Joan, buen inicio de año.
La verdad es que las fotos de Capizzano son muy epectaculares, el hombre siempre está en el lugar y momento oportuno.
Respecto a los vuelcos, si vas amarrado a barlovento, lo más normal es que cuando el barco recupere te quedes dentro, pero en cualquier caso mejor quedar colgado como un chorizo que flotando como un corcho viendo como el barco se aleja...
En cuanto a tu pregunta, sí, he volcado orza al aire en tres ocasiones, dos en Galicia y una en el Estrecho. La primera vez era un barco grande, iba en sotavento y quedé sumergido unos segundos agarrado a un winche, pero no me dió tiempo ni a asustarme. La segunda vez fue memorable, porque aunque el barco quedó tumbado unos minutos debido al spi, nos quedamos todos quietos y absortos viendo como una yubarta saltaba fuera del agua a dos o trescientos metros de nosotros...así que la volcada fue lo de menos ;-)
La última fue en el Estrecho, de noche, y me preocupó hasta que no vi emerger del agua a mi tripulante que iba en sotavento. Las dos velas rotas y la cubierta hecha un cisco, pero el palo en su sitio y lo que es más importante, los dos que íbamos también ;-)
Me he enrollado más que en el post ;-)
Saludos también para tí desde un no menos lluvioso y gélido Atlántico

mera dijo...

Uno de Vigo que se llama Paco Lores me contó algo parecido con un Manzanita. Me parece impresionante; afortunadamente la única vez que me fuí al agua fué por resbalón y llevaba arnés a la linea de vida.
Un abrazo.

Nautijorge dijo...

Ahí está lo bueno de usar el arnés y llevarlo enganchado.
Tengo que reconocer que de las tres ocasiones que recuedo que me ocurrió, sólo en una llevaba puesto el arnés, pero la adrenalina hace que te agarres más fuerte a lo que sea...
Un abrazo, Mera.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Pues yo no llegué a la "tercera fase", pero nos quedamos entre la primera y la segunda en una regata de la Ruta de la Sal del 92 ó 93 (Denia/Formentera)con una fuerza 7/8 curiosa, tuvimos suerte pues no llevabamos el arnés enganchado pero pudimos sujetarnos y nadie se fue al agua... la verdad es que ver las fotos impresiona, ¡y vivirlo también!
Un abrazo

Nautijorge dijo...

Si es que cuando el Mediterráneo se pone tontooo... ;-)
Está bien darse un susto de vez en cuando, siempre que no pase nada, para mantener la guardia alta.
Un abrazo también, Isabel.

Fernando dijo...

Fantasticas fotos a probabilidade de volcar e a resultante proporcional a ecuación derivada de o tempo que un embarca e onde se mete. A vez que estiven mais a punto de envorcar nunha dorna foi con calma chicha, para reir.