domingo, 9 de mayo de 2010

UN SÁBADO DE REGATAS

Este sábado me he vuelto a dejar liar para ir a las regatas, y la verdad es que no me arrepiento. De vez en cuando está bien matar el gusanillo. Ya lo he dicho otras veces, pero la clase J/80 me resulta divertida. Navegar contra barcos iguales, prácticamente con el mismo equipamiento hace que la cosa sea competida y que al mínimo error te pasen tres o cuatro barcos, lo mismo que un acierto te puede poner delante. Lo malo, para los no habituales en esta clase, es que la diferencia la marca el conocer muy bien el barco y la compenetración de la tripulación.
Invitado por los amigos Pachi y Luís, junto al tercer tripulante, Robert, un buen snipista que en esta ocasión fue el caña, salimos al mar para hacer tres bastones barlovento-sotavento, al principio con una suave brisa de 6 ó 7 nudos que pronto se entabló en 10 ó 12, así que muy bien.
Básicamente en ceñida nos defendimos bien, no tanto en las popas. Algo se nota, y es bastante habitual entre los patrones que navegan en snipe, el hecho de que esa clase no tiene gennaker ni spinnaker. Pero también se nota el que los tripulantes no habíamos navegado nunca juntos y que dos de nosotros conocíamos poco el barco. Como me suele ocurrir, no recuerdo cómo quedamos (y eso que fue ayer), pero anduvimos oscilando entre la segunda y la quinta posición, aunque al final, como digo, no sé. Desde luego primeros no llegamos a ir y últimos tampoco, pero perdimos el liderato en la clasificación general del trofeo.
Creo que fue en la segunda salida cuando un barco, que daba la vuelta por fuera de línea (el segundo en la general del trofeo hasta ese momento) y amurado a babor, nos abordó por sotavento. Obviamente el golpe nos perjudicó, pero a pesar de todo salimos bastante airosos del inesperado encontronazo. Sin embargo la protesta fue desestimada por tardar dos minutos en desplegar la bandera de protesta y porque el contrarió alegó que no se enteró de que le protestábamos (normal, tampoco se enteró de que atravesarse amurado a babor a una flota que sale amurada a estribor es intrínsicamente peligroso, ni que al abordar sin preferencia al barco contra el que te juegas el trofeo supone que te cae una protesta como un pino). Así que ya sabéis, si os veis en el caso, izar la bandera de protesta antes de deshacer el entuerto que supone un abordaje (lo primero es lo primero) y pegarle un grito al patrón del otro barco, avisando de que le protestáis, que se oiga en Japón (para que no quepa duda).

7 comentarios:

Aniña dijo...

como me gustan
me trasmiten ese sentido de libertad que en ocasiones me quitan los dolores.. que sepas que sigo aqui, aunuqe enmudezca soy tu seguidora fiel. Besitos

Nautijorge dijo...

Me alegra que sigas viniendo de visita de vez en cuando, Aniña.
Cuidate mucho.
Bicos.

Anónimo dijo...

Manda carallo...
No importa que te hayan abordado, tampoco que tengas una via de agua y estes apunto de hundirte, lo importante es la puta bandera...
En fin, por eso y algunas cosas más, me quedo en casa navegando en el VIrtual Skiper...LOl
Besos Ricitos :)
Bueu

Nautijorge dijo...

Pues sí, Bueu, así están las cosas. Di tu que a mi ya ni me va ni me viene, pero me sigo sorprendiendo...
Lo curioso es que creo que el Juri admitió la protesta por si había problemas después con el seguro, pero la desestimó de cara a la descalifcación por abordarnos y no penalizarse. Es como si dentro del área le metes una patada, delante del árbitro, a un delantero que le arrancas la rodilla y pitan falta pero no es penalti...¡¿?!
No sé si el ejemplo futbolístico es bueno, pero ya tu sabes ;-)
En fin, melenudo, besitos pa tí también y suerte con el Virtual Skipper (pa eso ya no necesitas traje de aguas, no? ;-))

Fernando dijo...

Esto de los jurados y las banderas .... :)Deberían estar prohibidos y despues de la regata delante de unas cañas arreglar el tema pacificamente, no sería mas ... relajante como minimo.

Mala suerte Jorge, ahora sí, hay que llevar megafonia a bordo.
Lo siento.

Nautijorge dijo...

Pues llevas razón, Fernando. Así debería ser. Sin haber nada importante en juego el personal pierde el "saber estar" y la deportividad. No me imagino cómo actuarán cuando haya algo importante. En situaciones así se ve cómo son las personas.
De todas formas fue un incidente sin transcendencia, afortunadamente. En parte por estas cosas es por lo que me han dejado de interesar este tipo de regatas.
También llevas razón en lo de la megafonía, ya lo pensé, pero creo que estando barco contra barco lo hubiésemos dejado sordo... ;-))

Isabel Martínez Rossy dijo...

Unas estupendas fotos, Nautijorge... la alineación de velas, mástiles y embarcaciones.... muy guapas!!!
me alegro de que el abordaje no haya causado ningún daño... chapucera y chunga maniobra.
Un abrazo