jueves, 8 de julio de 2010

NAVEGACIÓN NOCTURNA

Algo tiene de especial navegar de noche, quizá por menos usual, quizá por la oscuridad que magnifica los sonidos del mar y nos obliga a tener el resto de sentidos más atentos… no obstante, a parte del sueño, es casi como navegar de día pero sin luz. Casi, porque la noche puede brindarnos, si se tercia, visiones de gran belleza, como la infinidad de estrellas que desde pocos sitios en tierra se nos muestra con tanta nitidez y amplitud, la luna reflejando su luz sobre las olas o el aura de los delfines en las noches de “ardora”.
Durante la noche la luz de los faros cobra sentido y las lámparas de otros barcos nos dan información. Todo ello hace que merezca la pena vivir aunque sólo sea una noche de navegación.
La Escuela de Vela Cadenote nos daría la oportunidad de experimentarlo a bordo de un velero de 15 metros que permitirá enrolarse hasta 10 tripulantes para hacer la travesía desde Sada hasta la marinera villa de Muros, unas 85 millas a lo largo de la famosa “Costa da Morte”, navegando por delante de cabos y faros tan espectaculares como la Torre de Hércules, Sisargas, Vilán, Touriñán o el mítico Fisterra.

¡FINALMENTE SE HA ANULADO ESTA TRAVESÍA POR FALTA DE TRIPULANTES INTERESADOS EN VIVIR ESTA EXPERIENCIA! LASTIMA.

6 comentarios:

CusCus dijo...

Agh! Esto se avisa antes, hombre. Me hubiera interesado, pero cogí vacaciones en España a destiempo :(

Cachis, ¡la próxima!

Nautijorge dijo...

Lástima CusCus. Lo anuncio en cuanto lo sé.
Otra vez será.

mera: jamera151@gmail.com dijo...

Buena proa, avisa cuando andes cerca. Un abrazo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

¡Buenos recuerdos me traes!Recuerdos de guardias nocturnas, el velero, el mar, la luna, las estrellas y yo...y más tarde el amanecer...experiencias que te cambian la vida.
Una propuesta absolutamente tentadora... a ver si otra vez
Un abrazo

Kico dijo...

... Y muchos más espectaculos que da la noche, seguro que bien lo sabes, como entre otras cosas las algas fosforescentes que se ven por la zona de cabo verde y mil espectaculos y sensaciones más. En fin que disfruteis la travesia cuantos os aventureis en ella.

Kico

Nautijorge dijo...

Cierto Kico, eso es lo que aquí en Galicia llamamos "ardora".