miércoles, 14 de enero de 2009

PAKEA BIZKAIA EN A CORUÑA

Después de su escala en Bayona, tras enganchar una red con la quilla, Unai Basurko con su Pakea Bizkaia, acompañado desde Cascáis por Jaime, ha dado un salto hasta La Coruña, esperando buenas condiciones meteorológicas para llegar hasta Getxo y aprovechando para hacer una visitilla a los amigos. Unai en la velería de Cadenote
Con tal motivo he tenido ocasión de echar un vistazo a las “heridas” del Pakea Bizkaia y algunos detalles de su maniobra, estructura y compartimentación; en muy buen estado general salvo algunos destrozos en el solent y desgaste natural de las velas, a pesar del gran gramaje de las que estaban en cubierta en ese momento (mayor, trinqueta y solent) , rotura y bloqueo de una de las orzas de deriva, pequeñas roturas que se han ido reparando sobre la marcha y la que ocasionó la retirada, el anclaje de la caja del timón de estribor, que lo ha dejado completamente inutilizado, imposible de reparar en condiciones con el barco en el agua. Cubierta del Pakea Bizkaia Vista desde proa del palo, con la orza de deriva de estribor inutilizada Detalle de la orza de sable dañada Timón de estribor inutilizado Detalle del anclaje roto que afectó además al piloto, al sensor del timón y de los depósitos de lastre
El Pakea Bizkaia es sin duda un barco espectacular, bonito y marinero. Tiene un diseño con menos francobordo y manga en popa que los demás IMOCA Open 60, lo que seguramente le haga navegar mejor en ceñida, pero es quizá, desde mi punto de vista, peor en vientos portantes, y da mayor sensación de indefensión en mares gruesas.
Desde luego se nota la diferencia de presupuesto con otros participantes en la Vendée de última generación, pero por lo que se ha visto eso no marca tanta diferencia ante las duras condiciones del gran sur, que hace pagar tributo tanto a los modestos como a los grandes presupuestos, muchos de los cuales con daños y consecuencias mucho más graves que las sufridas por Pakea.
Su menor manga en popa hace también que la bañera de maniobra sea algo más reducida, pero suficiente y cómoda para un navegante solitario. Vista de la bañera desde el interior
En cubierta destacan los nuevos paneles solares y generador eólico, además del gran huevo del inmarsat situado a proa del palo. El sistema de anclaje directamente a cubierta de la botavara le permite eliminar los esfuerzos de esta sobre el mástil de carbono y, gracias a su sistema giratorio, permitiría realizar fácilmente un aparejo de fortuna en caso de pérdida del palo, del cual me llamó la atención el gran espesor de sus caras en la base. Detalle del anclaje a cubierta de la botavara En el agujero se aprecia el espesor del carbono en la base del palo Mástil de carbono, Jarcia firme de PVO.
Bajo cubierta, el pequeño copit central, zona habitable del barco donde Unai pasa la mayor parte del tiempo. En el espartano interior encontramos la equipada mesa de cartas, dos literas a ambas bandas, una pequeña cocina cardan, la caja del motor y los winches de control de la quilla. Mesa de cartas del Pakea
Litera de babor con poster del puente de Portugalete... portugalujo, portugalujo... ;-)
Para hacer cositas ricas y calientes, nada de sobres liofilizados. Winches de trimado de la quilla.

El Pakea, a diferencia de la mayoría que utiliza un sistema hidráulico, lleva un sencillo pero eficaz sistema de trimado de la quilla pendular a base de cabo, poleas y winches. Simplificando se reducen los problemas. El sistema de desmultiplicación para mover la quilla se encuentra en un compartimento estanco, de difícil acceso, situado entre el copit central y el pañol de velas. Entre mamparos sistema de poleas para la quilla pendular
Pañol de velas
Más hacia proa de este último, otro compartimento, también estanco, donde sólo va estibada una pala de timón de repuesto. Por último, a proa de todo un pequeño pañol anticolisión relleno de espuma para evitar que se llene de agua en caso de choque con algún objeto. Pañol de proa, con pala de timón de respeto
Puño de driza de la mayor del Pakea Bizkaia.

Mañana el Pakea Bizkaia zarpará para recorrer las últimas millas de retorno a casa después de más de 56 días en la mar, estimando su llegada para la mañana del sábado. Allí a buen seguro se le hará un gran recibimiento, como se merece.
Buen trabajo Unai, y más suerte para la próxima, porque la habrá.

1 comentario:

Thornado dijo...

Suerte al Pakea en esta última singladura hasta Getxo............ Y gracias Nautijorge por toda la info que facilitas.

Saludos y buenos vientos

www.elblogdethornado.blogspot.com